Tres formas GENIALES para establecer objetivos que puedes comenzar a usar hoy mismo.

¿Estás buscando una nueva formas para establecer objetivos para poder alcanzarlos?

Los objetivos son difíciles de alcanzar y no tener el método correcto puede hacer que este desafío sea aún más difícil, por dicha existen tres formas geniales para establecer objetivos y las veremos en este artículo.

Tres formas geniales para establecer objetivos

1- El método de objetivos a corto y largo plazo.

El primer método de establecimiento de objetivos que cubriremos es probablemente el que está más popularizado.

Este es el establecimiento de objetivos a largo plazo que se pueden dividir en objetivos más pequeños. La forma en que funciona este método es estableciendo objetivos a largo plazo que deseas alcanzar durante un período de tiempo específico.

Por ejemplo, escribes 10 objetivos que deseas lograr en los próximos cinco años. Luego determinas qué objetivos a corto plazo tendrás que lograr para que esto suceda.

Estas metas cortas pueden ser cosas que puede hacer en una semana, mes o puede tomar hasta un año. No hay requisitos de límite de tiempo para objetivos a corto plazo. La única regla es que conducen a los a largo plazo.

Esta técnica la podemos perfeccionar aún más creando un sueñografo.

¿Qué es un sueñografo?

Es una de las formas más geniales para establecer objetivos que he visto.

Es la técnica mediante la cual plasmamos nuestros sueños y objetivos en papel y les agregamos detalles específicos e imágenes para convertir estos sueños en algo mucho más concreto y tangible.

Al agregarle imágenes a cada uno de tus sueños y al ver tu sueñografo todos los días al levantarte y acostarte estarás siempre enfocado en esos sueños y cada vez que veas esas imágenes el sueño se volverá más y más real en tu mente.

La idea de ver las imágenes a diario es que llegará un punto en el que estos sueños serán tan reales en tu mente que sentirás como que ya los posees. Si uno de tus objetivos es terminar tu carrera universitaria y tienes una imagen de un título de la universidad donde estudias llegará un punto en el que sentirás como que ya has terminado tu carrera.

La magia de esta técnica es que cuando sientes como que ya tienes lo que deseas liberas muchísima presión a tu mente y a tu sueño, te relajas y continúas trabajando hacia ese objetivo sin tanto estrés y sin la presión que antes tenías.

2- El método de la lista de verificación (checklist).

Si el método anterior no te resulta atractivo, puedes probar el método de la lista de verificación o checklist. El método de la lista de verificación es similar al método largo y corto plazo, pero reduce tu lista de tareas a un nivel diario.

Cómo utilizas este método es creando tus objetivos a largo plazo. Luego, haces una lista de las cosas que puede hacer diariamente para lograr esos objetivos. Esta será tu lista de verificación diaria.

Ponla en tu teléfono o tableta, o como fondo de escritorio en tu computadora, y asegúrate de marcar todos esos objetivos todos los días.

Por ejemplo, si tu objetivo a largo plazo es aprender un idioma, tu checklist puede incluir estudiar una hora dicho idioma todos los días. Cada día que estudies este idioma estarás más y más cerca de cumplir tu objetivo a largo plazo.

Al principio, te será difícil acostumbrarse, pero después de un tiempo se convertirá en algo completamente natural el terminar tu lista de verificación antes de acostarse.

3- El método del diario.

Finalmente, está el método del diario. El método de diario simplemente te alienta a escribir tus objetivos en un diario, y luego escribir entradas con la mayor frecuencia posible sobre lo que estás haciendo para avanzar hacia tus objetivos.

Este es un método mucho menos restrictivo que la lista de verificación, las personas altamente creativas suelen preferir usar este método.

A las personas creativas les encanta este método porque conforme van escribiendo sus entradas suelen tener nuevas ideas sobre negocios o sobre cómo mejorar lo que ya están haciendo, al estar escribiendo en el diario pueden plasmar esas nuevas ideas en papel.

Medita sobre estos métodos y decide cual podría ser el más funcional para ti, lo mas importante es que pongas manos a la obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *