No cometas ninguno de estos 3 ERRORES al emprender.

Hay muchas personas que quieren ser emprendedores, que tal vez incluso les dicen a las personas cercanas a ellos que son emprendedores, pero que carecen de alguna de las habilidades necesarias para salir y cambiar el mundo.

La pregunta es: ¿cuál es la diferencia entre estas personas y aquellas personas que realmente tienen ideas innovadoras? A menudo se trata de algunos errores simples que pueden ser trabajados.

Si estos errores pueden ser trabajados es mejor que pongamos manos a la obra cuánto antes para evitar los siguientes 3 ERRORES al emprender.

1- Hablar demasiado.

Muchas personas que he conocido, tienen ideas interesantes para aplicaciones, sitios web o productos, pero cometen el error de contarme todos los detalles al respecto.

Lo cual no es un problema debido a la propiedad intelectual o algo así. El hecho no es que alguna persona se robe la idea y desarrolle el negocio antes que ellos.

El verdadero problema es que la mayoría de estas personas nunca lo harán posible. Estas son personas a las que les gusta jugar a los negocios. Las personas que aman hablar pero que en realidad no quieren hacer el trabajo. En lugar de hablar, hazlo.

2- No hablar lo suficiente.

Por otra parte, también obtienes el otro tipo de emprendedor que tiene una idea de que creen que es lo mejor del mundo y luego se vuelven increíblemente sobreprotectores con su idea.

Esta persona se niega a decirle a nadie lo que está haciendo y les resulta muy difícil conseguir patrocinadores, inversionistas o convencer a la gente para que se interese en su producto o servicio.

Ninguna idea generará dinero si nadie la conoce! Cuando le dices alguien que no puedes decirle tu idea, eso es insultante. Las ideas son como estrellas en el cielo, todas las personas tienen ideas!

Algunas personas inclusive han tenido ideas innovadoras antes de que estas ideas existieran pero nunca las ejecutaron, y unos cuantos años después otra persona tuvo la misma idea pero si la ejecutó.

La ejecución es lo que cuenta. Así que no tengas miedo de hablar de tus ideas: ¡necesitas toda la ayuda que puedas obtener!

3- Ser perfeccionistas.

Si tienes una idea que representa un gran riesgo, debes salir y hacerla realidad lo antes posible. Lo que no puede permitirse es pasar años perfeccionándola, contratando diseñadores, abogados y a cualquier otra persona que puedas para que se convierta en un negocio perfecto.

Esta estrategia implica invertir demasiado tiempo y dinero en una idea por adelantado. Pero no solo enfrentamos el problema de sobre invertir en nuestro negocio por adelantado si no que estamos aumentando las probabilidades de terminar en la parálisis del análisis.

El tercero de los 3 ERRORES al emprender es simplemente imaginar que todo será fácil y perfecto, en realidad emprender es un camino un poco inestable y difícil.

La parálisis del análisis

es básicamente cuando analizas tanto tu idea de negocio, los pros, los contras, el nombre, logo, publicidad, contabilidad, te centras tanto en cada detalle por más pequeño que sea que terminas no lanzando nunca tu negocio o producto, te obsesionas tanto en que todo sea perfecto que finalmente no te lanzas al agua.

MVP

En vez de hacer esto mejor lanza un MVP (producto mínimo viable) lo mas rápido posible.

Definitivamente uno de los 3 ERRORES al emprender es iniciar sin un MVP, cuando comencé mi primer negocio cometí este error. Mi heladería EuroHelatto ofrecía helado en forma de fideos (Spaguetti), algo muy novedoso e interesante.

El problema fue que después de haberi iniciado (e invertido casi US$9 000) me di cuenta que los helados en forma de fideos se derretían muy rápido.

Si hubiera iniciado con un MVP antes de iniciar el negocio me hubiera dado cuenta de que necesitaba primero invertir en algún tipo de prensa hidráulica o algún tipo de máquina que multiplicara mi fuerza para convertir el helado en fideos.

Esta es una versión aproximada de tu producto que podrás probar. Este MVP es nuestro producto con el mínimo de funciones posible para que logremos aprender información relevante sobre su lanzamiento, y la opinión de los usuarios. Si la gente comienza a comprarlo y la respuesta es positiva, puedes invertir más en él.

Muchos emprendedores han tenido que lanzar varios productos mínimos viables diferentes de su producto antes de decidirse a continuar con el negocio.

En base a diferentes métricas e interacciones el emprendedor puede ver que característica del MVP puede modificar y relanzar este MVP para medir de nuevo sus resultados.

Lo más interesante de este sistema es que el conocimiento realmente no se obtiene del cliente si no del lanzamiento de distintos MVPs y del estudio de cada uno de estos MVPs individualmente.

Si del todo ningún MVP parece funcional, entonces puedes pasar al siguiente proyecto y no pierdes más tu tiempo. ¡Es lo que muchos emprendedores llaman fallar rápido en tu negocio!

3 ERRORES al emprender.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *