Puedes estar destruyendo tu negocio por este simple error.

Hay un error que creo que todos los emprendedores en algún momento hemos cometido y es el de convertirnos en un llanero solitario, este tipo de emprendedor es el dueño de un negocio que hace todo el trabajo por sí mismo.

Puedes estar destruyendo tu negocio por este simple error. Emprendedor.

A pesar de que muchos emprendedores prefieren ser reservados con sus proyectos y no desean incluir a nadie más en ellos, pueden estar destruyendo su negocio por este simple error.

No importa cuán grande o pequeño sea el proyecto, el llanero solitario maneja el 100% del mismo. Ya sea porque tienen miedo de perder el control o porque sienten que no pueden darse el lujo de contratar ayuda. ¿Te identificas? ¡Yo sí que me identifico!

Realmente puedes estar destruyendo tu negocio por este simple error, la ventaja es que un pequeño cambio de mentalidad arreglará este problema para siempre.

Entonces, ¿qué hay de malo en hacer todo por ti mismo/a?

Bueno, es difícil hacer crecer tu negocio si estás ocupado gestionando cada detalle. Sé que da un poco de miedo perder el control o considerar la posibilidad de contratar ayuda, pero también sé que es necesario si quieres hacer crecer tu negocio a su máximo potencial.

Muchas veces como emprendedores que somos tenemos tanto amor y tanto cariño para con nuestro pequeño negocio que poco a poco va creciendo que deseamos hacerlo todo.

Vemos a nuestro negocio como un bebé pequeño e indefenso que nos necesita a cada intento de dar un paso. En ese momento es cuando comenzamos a cometer el error de la microgestión (micromanagement).

Básicamente consiste en que te rehúsas a delegar, todas las tareas las haces tú ya que crees que nadie hará las cosas mejor que tú (tengas o no tengas razón sigue siendo uno de los peores errores que los emprendedores cometemos).

El empresario y coach Dan Peña explica que una de las diferencias más importantes entre los empresarios de alto desempeño y los empresarios promedio es que el empresario promedio pasa todo el día ocupado en tareas que no permiten la expansión geométrica de su negocio.

Puedes estar destruyendo tu negocio por este simple error. Dan Peña.

El empresario de alto desempeño se centra en tareas que permitan la expansión geométrica de su negocio.

¿Qué es expansión geométrica? Cuando un negocio tiene un aumento de un 7% en las ventas del año presente en comparación con el año anterior eso es expansión lineal, pero cuando ese negocio comienza a vender franquicias y ya no es uno si no que son 12 locales diferentes eso se llama expansión geométrica.

Ya no estamos hablando de un 7% si no de un 100%, 200% o 300% de crecimiento. Donald Trump no se ha hecho billonario con un solo hotel si no comprando, construyendo y remodelando muchos hoteles, uno tras de otro.

Dan peña no se hizo millonario con una sola empresa de petróleo, lo hizo adquiriendo muchas otras pequeñas compañías petroleras hasta conformar un conglomerado.

Los empresarios de alto desempeño se centran en actividades que les permitan crecer sus negocios de forma exponencial, todo el resto de actividades las delegan. Los empresarios de alto desempeño no microgestionan sus negocios, ni a sus colaboradores.

Responde este cuestionario de 10 preguntas para determinar si eres un llanero solitario. Y no te preocupes si es así, ¡tengo algunas sugerencias para ayudarte!

  • ¿Trabajas solo?
  • ¿Sientes que nadie puede hacer tu trabajo tan bien como tú?
  • ¿A menudo sientes que no hay suficientes horas en el día para hacer todo?
  • ¿Administras tu propio sitio web?
  • ¿Haces tu propia contabilidad?
  • ¿Escribes tu propia copia de ventas y marketing?
  • ¿Respondes el correo electrónico de tu negocio?
  • ¿Tú mismo compras los suministros de oficina?
  • ¿Creas o entregas todos tus productos y servicios tú mismo?
  • ¿Facturas y envías todas tus ventas tú mismo?

Creo que puedes ver que esta lista podría seguir y seguir, pero entiendes la idea. Entonces, si respondiste «Sí» a la mayoría o a todas estas preguntas, adivina…

¡Eres un llanero solitario! No te preocupes, yo también he sido uno.

Cuando tu negocio es pequeño, debes usar muchos sombreros porque no puedes permitirte el lujo de contratar ayuda.

Pero, ¿en qué momento tomas la decisión de comenzar a delegar tareas a otra persona?

Cuando el tiempo que dedicas a tareas administrativas involucradas en mantener tu negocio en funcionamiento te impide pasar tiempo haciendo crecer tu negocio.

Como propietario de un negocio, debes intentar dedicar al menos el 60% de tu tiempo a la comercialización (Dan Peña recomienda el 90%).

Eres la MEJOR persona para comercializar tu producto o servicio. Y el marketing es la única forma en que tu negocio crecerá y prosperará.

Entonces, si estás demasiado ocupado pagando facturas, recibiendo el correo, respondiendo al correo electrónico y corriendo para recoger suministros de oficina, ¿adivina qué? No tienes tiempo para crecer geométricamente. Y tu negocio no puede crecer.

Entonces, ¿qué debe hacer un llanero solitario? Aquí hay 6 consejos:

  • Has una lista de todas las tareas que no requieren tu experiencia o talento específico (cosas como clasificar el correo, comprar suministros de oficina y archivar).
  • Has una segunda lista de las tareas que consumen gran parte de tu tiempo pero están FUERA de tu área específica de especialización (cosas como mantener tu sitio web o administrar las finanzas y la contabilidad de tu negocio).
  • Determina cuántas horas por semana pasas haciendo estas tareas.
  • Determina qué otras actividades podrías estar haciendo en ese tiempo. Actividades como ventas, marketing o buscar nuevas fuentes de financiamiento como inversionistas ángeles o instituciones financieras. Otra actividad muy importante para crecer geométricamente es buscar negocios en tu nicho que estén a la venta para negociar una posible adquisición.
  • Calcula cuántos clientes o ventas adicionales podrías generar con ese tiempo adicional dedicado al marketing, ventas y expansión de tu negocio.
  • Toma la decisión de contratar a un asistente, contador, administrador del sitio web o cualquier especialista que sea apropiado para manejar estas tareas. Determina lo que puedes pagar en función de sus resultados en el consejo número 5.

Algunas veces no contratar ayuda termina siendo más caro que contratarla.

Además si tienes la idea de algún día retirarte de tu negocio con suficiente dinero para no tener que volver a trabajar de seguro necesitarás expandir tu negocio.

El problema de los negocios pequeños es que terminan esclavizando a su dueño y al final este emprendedor termina viviendo por y para su negocio, sin disfrutar la vida.

Y no me malinterpreten, no hay absolutamente nada de malo en eso, pero si tiene una visión más amplia entonces necesitas un equipo que te ayude a hacer realidad esa visión.

Para empezar, tu equipo debe incluir un asistente para hacer el trabajo que no deba ser hecho estrictamente por ti. No tiene que ser un empleado a tiempo completo; puede ser  alguien unas pocas horas a la semana.

También querrás conseguir un contador público certificado para administrar tus finanzas: no solo te liberarán de esas tareas contables, sino que también te ayudarán a enfocar tus energías mentales en el crecimiento de tu negocio.

Así que tómate un momento para tener una visión clara de qué tipo de negocio quieres crear. Y si esa visión es más grande de lo que puedes lograr por tu cuenta, sigue los seis pasos anteriores para conseguir un equipo que te ayude a hacerla realidad.

También recomiendo mucho leer el libro Piense y Hágase Rico de Napoleón Hill. Puedes escuchar el audiolibro en mi canal de Youtube, hay una parte dedicada a la creación de un equipo de trabajo para la expansión de tu negocio.

Puedes escuchar el audiolibro totalmente gratis acá

Un comentario sobre “Puedes estar destruyendo tu negocio por este simple error.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *